2017 Junio - VI Carrera Pico Zapatero


Pues bien, segunda vez que compito en esta carrera, cualquiera que haya leído el post de este blog de mi primera participación, sabrá ya que fue mi primera carrera "más larga" de 2016 a modo prueba, y que me fue fatal, mucho tiempo empleado llegando vacío a meta, por lo que ya tenía ganas de volver a enfrentarme a esta carrera y tener un buen día que limpiara de mi cabeza la mala experiencia que había tenido.


Habiendo subido ya tres veces a Pico Zapatero (en 2016 un entreno y la carrera; y en 2017 un entreno que hice justo dos semanas antes de la carrera) afrontaba la carrera con muchas ganas, pero con algún contratiempo que otro en la semana previa, traducido en pequeñas molestias que se habían producido después de la carrera de Santoña, que me impidió completar parte de los entrenos, por lo que nuevamente, al igual que en Andrómeda, semana de descanso casi total antes de la carrera, y nuevamente, me fue fenomenal ese descanso. Es de lo que más estoy aprendiendo en base a experiencia, el descanso es fundamental, sobre todo a ciertas edades, jaja...

Una vez en la zona de salida, para coger el dorsal, empiezo a ver amigos que fui acumulando en la mochila a través de mi participación en otras carreras y entrenamientos, ese ambiente cuando conoces a bastante personas relacionadas con este mundillo es lo que más me mola, además de los organizadores y preocupados por la carrera (Jaji, Ángel, ...), corredores como Alberto, Jesús, Juan Carlos, ..., el gran Alvaro García, a esa speaker de moda (Silvia, con su acompañante Pablo), .... y otros que dejo en el tintero... una maravilla de día, sin duda ninguna.

Y otra carrera donde me acompañó Eva, para sacarme algunas fotos y disfrutar también del ambiente, aunque de forma evidente, con el aburrimiento habitual para quien no participa en la carrera y tiene que estar esperando la llegada después de unas horas...

La carrera en sí es poco más de un medio maratón con 1.280 de desnivel positivo, coronando el Pico Zapatero de más de 2.158 metros de altura, una pasada, aquí el recorrido y perfil:


En la salida, bueno, desde que me levanto de la cama, nervios, bastantes, sobre todo pensando en como iban a responder mis piernas con esas pequeñas molestias, pero todo va por dentro, y en las fotos solo hay ganas de empezar:



Y como digo yo, disfrazado y con todo el kit de trailman puesto encima de mi, menuda pinta que llevamos algunos, entre lo que me incluyo, jaja, algo que me llama la atención, pues he visto que la mayoría de corredores van "de vacío", o como mucho, una botellita de agua, la verdad es que estoy muy acostumbrado a llevar mi mochila con unos mínimos (botiquín, manta, ...), además de la comida y agua, la cual vario en función de lo que pienso que me va a llevar el tema, intentando no tener en cuenta los avituallamientos, en fin, te da que pensar, aunque en el camino he visto a algunos que necesitaban agua....

Y llegó la hora, a las 10:00 se dio la salida y todos a correr, en la siguiente veis a los primeros (y favoritos seguramente) en salir:



Y en la siguiente Eva fue capaz de cazarme saludando:



La carrera, como todas, empezó a un ritmo terrible, a sabiendas de que en breve vendría una primera cuesta que deja fino, justo a la salida del pueblo, aunque desde el comienzo pica ya hacia arriba, cualquier esfuerzo en estos comienzos se pagará al final, lo que me hizo salir a un ritmo normal, pasándome un buen número de corredores, para mis adentros pensé que, si tenía un día bueno, ya los cazaría y pasaría en carrera, pero la realidad fue que no los volví a ver, y eso que yo he tenido un día bueno, lo que quiere decir que ellos tuvieron también un día bueno y con mayor ritmo...

Y yo, a mi carrera, a mi ritmo, conocedor de todas las zonas por las que iba a pasar, todas las cuestas, todas las bajadas, sabiendo donde tenía que sacar los palos y no cebarme, y donde tenía que recogerlos.

Respecto al año anterior, menos peso en la mochila al llevar menos agua, la cual solo me hizo falta rellenar un poco en el penúltimo avituallamiento, y un plan de comidas más estricto y planificado, este año solo cogí algo de naranja, que ya sabía me sentaría bien, pero cada media hora tenía mi ingesta de carbohidratos, y las sales cada hora. Tenía claro que estaría un mínimo de 3 a 4 horas en carrera, por lo que esto es algo esencial para mi, desde luego no para otros que tienen un gran ritmo como para tratar este tema de otra forma. Cada uno a su nivel y en función de su experiencia.

Poco a poco fueron cayendo los kilómetros, en los primeros me sentí realmente cansado, me estoy dando cuenta de que es algo habitual, hasta pasados 3-4 kilómetros no empiezo a sentirme mejor, quizás es porque se empieza a subir prácticamente desde el comienzo, algo a estudiar sin duda, pero cuando empieza el terreno de sube y baja empiezo a sentirme mejor y con más fuerza, lo que me hace llegar en buenas condiciones hasta la cascada, que anticipa el comienzo de la parte más exigente hasta la cumbre, que suponen entre 4-5 kilómetros de contante subida, a excepción de una pequeña bajadilla de medio kilómetro.

En esa pequeña bajada que comentaba antes que sirve de descansillo pude observar en el entrenamiento de hace quince días un huevo blanco y grande entre la hierba, sin tener ni idea de lo que era pregunte a Alberto (quien nos llevó en el entrenamiento), nos comentó a todos mientras bajábamos que era lo que se conoce vulgarmente con "pedo de zorra o de lobo", me hizo gracia, no tengo foto del huevo, pero busqué una para ponerla aquí:


Sin duda, los amantes de la micología sabrán apreciarlo mejor que yo, pues bien, en la carrera, mientras bajaba solo pensaba en verlo de nuevo, y voalá, allí estaba, en el mismo sitio, nadie había pasado a llevárselo.....en estas cosas pensamos mientras corremos, ya nos vale...

Después de esa bajada nuevamente toca seguir subiendo, siempre paralelo al rio hasta llegar a la zona de base del pico previa a la subida que nos lleva hasta el cortafuegos, esta zona es preciosa, correr al lado del sonido del agua mola mucho, y el bosque que se pasa, con mucho cuidado por las ramas, es una maravilla.

En la base del pico se encontraba uno de los avituallamientos, en el anterior no paré, pero en este cogí un poco de naranja para extraer su zumo, no para comérmelo, algo que me refresca y me sienta de maravilla, hasta aquí vengo con ganas, habiendo subido ya una buena parte del desnivel de la carrera, y rápidamente a afrontar el tramo de subida existente desde el avituallamiento hasta el cortafuegos, algo que tenemos metido en la mente como lo más duro, pero que realmente es más subida como la que venimos sufriendo (o disfrutando) todo el camino, aunque con peor recorrido al tener más piedra suelta. No tengo foto de esta parte, y tampoco encontré ninguna googleando...

El cortafuegos te deja ya muy tocadito a nivel piernas, y todavía queda lo suyo, hay un trecho desde que dejamos el cortafuegos hasta la base de la trepada del pico que sigue picando mucho hacia arriba, toca bajar la cabeza y seguir avanzando, mejor no mirar hacia arriba...de momento mi ritmo sigue siendo bueno y con ganas, dentro de lo que se podría denominar "ritmo cansino" jaja...

Y llegó la zona de trepada, personalmente en la que más disfruto, aunque llego muy cansado y te obligas a tomar ciertos respiros en algunos saltos de piedras, tampoco tengo foto, pero encontré esta que resume un poquitín esta última parte de la subida, que se hace bastante larga hasta que se llega al mojón:


Esta trepada tiene algunos pasos complicadillos que hay que tomarse con tranquilidad, y tiene zonas muy bonitas y curiosas, un túnel justo antes del mojón, en general, una maravilla de rocas, donde me siento muy cómodo trepando, zonas técnicas al por mayor :)

Al final, el control de carrera y las fotos de turno gracias a la organización y los voluntarios, que gran trabajo hacen, y como dependemos de su trabajo para disfrutar al máximo preocupándonos de correr nada más...o intentarlo en mi caso, :)





La cumbre me supuso un esfuerzo grande, pero llegaba en condiciones muy diferentes respecto al año anterior, primero que lo hice con 15 minutos menos, pero lo más importante, muy entero, lo que me permitiría afrontar el resto de carrera en muchas mejores condiciones comparado con hace un año, sobre todo si me tomaba con cierto sosiego la primera gran bajada desde la cumbre hasta la pista, evitando dejar tocadas las piernas para el resto de recorrido.

En la bajada me encontré con otro corredor (del que no recoedaba su nombre, pero que gracias a las redes sociales ya estamos en contacto, Richard 😀) que conocía a algunos miembros de mi club, bajé con él a ritmo muy controlado intentando cumplir lo que tenía en la cabeza, y lo conseguí, llegar a la pista con este compañero de camino hasta el avituallamiento, donde solo rellené un poco de agua y me lancé a la siguiente bajada, me sentía con muchas fuerzas y con ritmo, estaba muy motivado y todo iba saliendo según lo esperado, y lo más importante, sin noticias de dolor alguno :)

La zona de bajada a afrontar es un pequeño valle que discurre entre zonas verdes y arbolado, muy chula y corrible por un pequeño sendero, con algunas zonas técnicas donde hay que regular, el campo estaba lleno de lavanda en flor, una maravilla por donde discurre la bajada, esta carrera no deja de sorprender a nadie, una maravilla, nunca me cansaré de decirlo.

Esta segunda parte de la bajada desde el pico termina en una pista por la que discurren casi un par de kilómetros para llegar a la parte final del recorrido, lo que denomino el "cresteo del castillo", justo antes de empezar se encontraba el último avituallamiento, un trozito de naranja y a terminar, precedido de una pequeña subida que ya cuesta lo suyo por lo que llevo hasta ahora, se empieza a recorrer ese cresteo con pequeñas subidas y mayores bajadas, camino del castillo de "Aunqueospese", bastante bien conservado y muy chulo, adosado a una gran roca que lo hace más espectacular, pero que llegando desde el cresteo permite ver una cuesta de unos 200 metros que tira p'atrás :), pero es la última subida de la carrera, luego todo será bajada, aquí el castillo fotografiado en el entreno previo a la carrera, porque en carrera no saqué ni la cámara...

Esta primera foto tiene el castillo en el centro, y se puede observar la cuesta de llegada para rodearlo:


Llegando al castillo casi al final de la cuesta se puede ver la gran roca con el castillo adosado:


 Y una vez rodeado, antes de encargar la última bajada de un par de kilómetros hasta el pueblo se puede ver el castillo al completo:


Desde aquí, lo dicho, un par de kilómetros a tope para entrar en meta, llegué muy contento, entero (aunque cualquier subida del cresteo me costaron lo mío), sabiendo que estaba haciendo un tiempo muy bueno para mis posibilidades y, sobre todo, comparado con el año anterior, rebajé tres cuartos de hora nada más y nada menos, el año que viene a intentarlo otra vez y rebajar otro poco más, aunque no será tanto :)



En general, una carrera de las que estaban en mi planteamiento de objetivos de este segundo año de trail, empezando demasiado fuerte con Tres Valles y Andrómeda principalmente, y como ya he comentado, bajando un poco el pistón para hacer alguna carrera como está, ya tengo en mente la siguiente, pero no adelanto nada, ya lo veréis :)

Aprovecho para dar las gracias a la organización de la carrera, ese Grupo Almanzor que tanto se lo curra, avituallamientos bien colocados y perfectos en cuanto a contenido, con un avituallamiento final digno de mencionar, una pasada estar recuperándose en el mismo comentando la carrera con el resto de corredores, será difícil superar lo bien que lo hicieron todos este año en próximas ediciones, pero habrá que intentarlo.

También gracias a los voluntarios, quienes animan sin parar en todos los puntos donde se encuentran.

Ya queda menos de un año para repetir :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Marzo 2017 - Tres Valles La Alberca

Septiembre 2016 - V Carrera Solidaria Ávila

2017 Julio - Entreno Peñalara (con David López Castán)

2017 Mayo - Media Maratón de Santoña

2017 Julio - Entreno Desafio Cantabria

2017 Mayo - Andromeda Trail

2017 Octubre - Maratón de Burgos (El primero)

Abril 2017 - Entreno El Cainejín

2016. Los inicios con Madrid Tactika Trail